Acerca de dudas, certezas y reflexiones.

 
 

PARA EXPRESAR IDEAS, SENTIMIENTOS... Y ALGÚN QUE OTRO DESEO.
Calificación: 3 votos, 5.00 promedio.

De la voluntad.

Enviar "De la voluntad." a del.icio.us Enviar "De la voluntad." a Digg Enviar "De la voluntad." a StumbleUpon Enviar "De la voluntad." a Google Compartir en Facebook
Enviado el 16-ene-2016 a las 16:12 por Quim

Me pongo a pensar en un momento cualquiera de la creación y al cerrar los ojos, de repente, soy transportado a un lugar de ensueño: Veo una gran pradera verde bañada por el sol, completamente repleta, saturada de vida. Me parece verlos recortados, allí, en el horizonte: Dios paseando con Adán, charlando de cualquier cosa al atardecer, rodeados por los aromas florales que la tibia brisa transporta, mientras los pájaros alborotan con sus juegos revoloteando sobre las copas de los árboles cercanos y el murmullo de una corriente de agua hace las veces de hilo musical. Antes de sucumbir, subyugado por tan bucólica escena, me llega el audio: el Creador le dice al solitario hombre que hay que buscarle compañía.

- Mira -dice- he estado pensando y he llegado a la conclusión de que no es bueno que el hombre esté solo. Necesitas a alguien que te ayude idóneamente.
Dios dice esto, pero sabe que no van a encontrar lo que necesitan en medio de las criaturas creadas hasta el momento. O sea que tendrán que hacer algo especial para la ocasión.

-Hay toda suerte de criaturas en este lugar, pero ninguna va a hacer que te sientas completo. La que de verdad te complementará es necesario que salga de dentro de tí mismo. Por cierto - le dice al tiempo que un escalofrío recorre la espina dorsal del hombre- ¿te he comentado que soy un excelente cirujano?

Y Adán se duerme mientras se pregunta qué será un cirujano. No es un sueño normal. Es el sueño de los que entran en un quirófano, milenios antes de que se utilice la anestesia. El cirujano va a realizar una operación que no se ha hecho antes y que no volverá a hacerse jamás, pero no está nervioso, en absoluto.
Sabe perfectamente donde debe realizar la incisión y que costilla tomar. No es problema porque ¿acaso no ha sido él el que ha fabricado con sus propias manos este prototipo? Conoce su estructura a la perfección y ahora se dispone a mejorarlo. Va a dejar parte de su esencia en esta nueva criatura que tiene en mente, como ya hizo con el varón.
Sabe que le saldrá perfectamente. Él lo sabe todo.
Sabe que va a disfrutar de la compañía de los seres que más se parecen a él mismo. Van a pasar buenos ratos, mantendrán entretenidas conversaciones, disfrutarán de complicidad... Aunque, por desgracia, también sabe que le van a fallar. De hecho, ya tiene un plan trazado. Dentro de algún tiempo cuando éstas, sus criaturas, hayan llenado la tierra y desarrollado su civilización a espaldas de su creador, su propio Hijo va a tener que morir para que algunos de ellos vuelvan a ser lo que nunca debieron dejar de ser.

____________________

Aquí se me plantea una duda: Si Dios sabía lo de la caída, ¿no podía haberlo evitado?
Simplemente con decir en el momento oportuno:
- Adán, Eva, venid aquí, por favor.
-Y tú, serpiente, desaparece de mi campo visual antes de que decida perder un segundo en echarte yo mismo. (Por cierto... ¿¿qué estás haciendo aquí??)
De este modo Jesús no habría tenido que morir. Infinidad de sufrimiento padecido por toda la creación, desde entonces hasta hoy mismo, no habría tenido lugar.
Aunque, por otra parte, el que ya de antemano contara con que el Hijo tendría que morir me hace pensar que el plan era otro.
Quizás, y sólo quizás, Dios quería compartir su existencia con seres que, además de ser su imagen, desearan amarle.
En el edén, era todo demasiado sencillo. Adán conoció a Dios desde el primer momento en que abrió los ojos y nunca se preguntó si quería -o si merecía- estar ahí. Estaba y punto. Y además a gastos pagados.

Se me antoja como uno de esos niños de papá, que pasan sus vacaciones en el club de campo, convencidos de que tooooooodo el mundo las pasa igual. Conduciendo el Mercedes de papá sin dar importancia – o directamente ignorando- el hecho de que ese coche cuesta lo que la mayoría de la gente no verá junto en toda su vida. Nació ahí y por derecho de nacimiento puede disfrutar de cuanto ve. Cuando le plazca.
Puede que por eso, a la primera ocasión, le engañaran y lo perdiera todo con tanta facilidad, con la facilidad que se pierde aquéllo por lo que no has luchado y que, por tanto, no valoras.

Pero ¡ah!, ahí es donde el plan de salvación empieza a desarrollarse: cuando se ven obligados a emigrar y esas criaturas empiezan a ver que no todo es tan fácil, que hay que trabajar para conseguir lo que uno quiere (acostumbrado a no dar un palo al agua, la perspectiva de tener que trabajar para comer tuvo que ser un duro golpe para el muchacho) y que hay que hacer las cosas importantes pronto, en tanto que tienes tiempo, porque en esta nueva coyuntura la gente ha adquirido un incómodo defecto: el de morirse.

Le veo cierto sentido.
Nos multiplicamos abundantemente, hasta llenar la tierra. La inmensa mayoría nada sabe de cómo llegamos hasta aquí, aunque en nuestro afán por saber dejamos que montones de teorías, a cual más disparatada, circulen por doquier. Incluso damos crédito a alguna de ellas y la convertimos en la verdad. Pero la verdad sólo puede ser una.

-Claro, -dirá algún Darviniano-, tu verdad sí y la mía, la de la ciencia, aquélla que no se basa en meras creencias, que aporta pruebas, que no apela a la fe, no. ¿Te crees mejor que yo?
Después de darle unos cacahuetes, aquí, el nieto de King Kong, me deja tranquilo y puedo seguir. Todos tenemos acceso a la verdad, pero no todos estamos en disposición de aceptarla. No todos estamos dispuestos a creer que el origen de todo, no sólo de las especies, tiene un responsable al que no podemos entender, que se nos escapa, al que no podemos encerrar en una fórmula matemática.
Un responsable al que sólo podemos acercarnos, precisamente, a través de la fe, irracional por definición.
Y es a través de la fe como se nos revela como alguien vivo, con unos atributos que podríamos calificar de humanos si ello no los menoscabara. Un Dios que es capaz de entristecerse, de enfadarse, de alegrarse y sobretodo, de amar.

Puestos a escoger entre teorías disparatadas, me quedo con una que no puedo entender, que se me escapa y que, en ocasiones me parece locura incluso a mí, pero gracias a la cual puedo volar, que me abre los ojos y me permite ver un trocito de la eternidad.
Por otra parte y a riesgo de ser calificado de místico (¿riesgo?) el que quiera pruebas no tiene que hacer otra cosa más que mirar. Si simplemente observando la creación, el mar, los montes y el firmamento no siento siquiera un leve estremecimiento de admiración, es que estoy más ciego que Bartimeo.

-------------------------------------------------

No le gustan las despedidas. Por eso trata de no hablar demasiado mientras hace las maletas. Va a estar fuera algo más de treinta años y no va a ser un viaje de placer, más bien al contrario. No sabría que decir. Pero se siente orgulloso de poder hacer lo que su padre le ha pedido. Va a dejar un mensaje a aquellos que un día decidieron vivir por su cuenta.

-Mi padre se sentiría muy feliz si decidiérais volver al lugar del que nunca debisteis iros. No os comportásteis del todo bien, y le entristeció mucho tener que expulsaros de su casa. Pero no podía hacer otra cosa. Las normas son las normas y él, menos que nadie, puede saltárselas. Pero incluso en el momento de hacer efectiva la expulsión ya estaba deseando que os trajera éste mensaje. Podéis volver, si ése es vuestro deseo. Yo me encargo de que no tengáis ningún problema en la puerta. Yo os franqueo la entrada. Bueno, de hecho… YO soy la entrada.

¿Ocurrió esto realmente?
Puedo pensar lo que quiera pero eso no va a cambiar la verdad. Mi opinión no va a hacer que ésta sea diferente. Piense lo que piense la cuestión es que papá me permite pasar las vacaciones en el club de campo. Más bien me permite quedarme a vivir ahí. Han hecho reformas y está mucho mejor que antes. También me dejará conducir su Mercedes, y disfrutar de todo lo que ha puesto pensando en mis gustos particulares. No falta detalle; es más: descubro cosas que ni hubiera imaginado y que son fantásticas, puestas en medio del enorme jardín, con un lacito y con mi nombre escrito.

Pero me hace falta cumplir un requisito: querer ir. Es entonces y sólo entonces cuando la verdad es revelada a mi corazón, cuando de repente comprendo lo que costó reparar aquella relación que yo rompí.
Es entonces y sólo entonces cuando empiezo a entender que toda la Palabra es tan sólo la historia de una relación rota y de cómo restaurarla.
Es entonces cuando me doy cuenta de que, aunque Dios podía haber evitado la caída del hombre, no debía. Me atrevo a pensar que no quería. Él lo creó con la capacidad de decidir por si mismo, no creó autómatas, sino seres que, como Él, tenían voluntad y poder para ejercerla. Y fue la voluntad del hombre la que quebró la relación con Dios.
Pero éste, conociendo de antemano lo que había de ocurrir, dispuso todo lo necesario para poder dar marcha atrás, para permitirle de nuevo la entrada en su casa.

Éste es el sentido que le encuentro: puede que el Señor, aprovechando el desliz de sus criaturas se lo pensara mejor y decidiera que, bien mirado, no quería tener mascotas.
Como su palabra nos dice, la esencia de Dios es el amor. No puede entenderse a Dios sin comprender que es alguien cuya necesidad (¿he dicho necesidad? Si. Definitivamente: necesidad) de amar es de una magnitud sólo comparable a la de su propio amor, porque ¿qué clase de amor es aquél que no necesita expresarse?
¿Qué es el amor, sino entrega?
Quería tener relación con seres que fueran algo más que unas criaturas que pululaban por el jardín. Quería que fuesen sus hijos. Pero sólo tendría esta relación con aquellos que desearan tenerla, que le creyeran, que reconocieran el valor de cuanto ponía a su disposición. Que no se dejaran engañar por el primero que pasase y lo regalaran todo, quizás a cambio de un plato de guiso rojo.
Quería que, sobre todas las cosas, le amaran. Y, como está escrito, Él les mostró como debían amar, con el ejemplo supremo de JESÚS.


No me preocupa mucho que todo lo dicho pueda no ser del todo exacto. A pesar de todo, voy a vivir pendiente de mis sentimientos; no voy a permitir que el primero que pase, ya sea mi orgullo, mi impaciencia o cualquiera de las otras simpáticas cualidades que adornan mi naturaleza carnal se interponga en mi camino y trate de robarme. Quiero ser uno de aquéllos por los que el Hijo murió y que reconocen el valor de esa entrega. No quiero que nada se interponga entre mi corazón y el de mi Padre. Quiero que mi vida haga honor a aquél que pagó tan alto precio por ella, andando como él anduvo. Permitiré que su Espíritu me guíe; de éste modo mi amor se perfeccionará y amaré a los demás de una manera más rica. De éste modo tendré la satisfacción de saber que estoy arrancando una sonrisa en la cara de mi Padre. Y así, todo volverá a ser como antes, como Él lo ideó, aunque con una diferencia: Vamos a pasar buenos ratos, mantendremos entretenidas conversaciones, disfrutaremos de complicidad... Pero ya nada va a enturbiar esa relación porque sé lo que ha costado y no se me pasará por la cabeza la idea de minusvalorarla. Su plan era demostrarme lo valioso que soy para Él y en esa demostración empeñó lo más valioso que tenía.

¿Cómo no vamos a querer estar con alguien así?
Publicado en Sin categorizar
Vistas 8152 Comentarios 8
Total de comentarios 8

Comentarios

  1. Viejo comentario
    Explendida refleccion ,edificamnte y llena de hambre espiritual,Dios te de bendiciones abundantes y que el espiritu santo te muestre y guie tu vida en el camino de nuestro Señor

    Bendiciones.
    Enviado el 27-ene-2016 a las 18:02 por NorbertoRojasyCarreto NorbertoRojasyCarreto está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  2. Viejo comentario
    Gracias, mi hermano. Un placer recibir tan buenas críticas y tan buenos deseos. De corazón, gracias.
    Enviado el 27-ene-2016 a las 23:36 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  3. Viejo comentario
    Gracias a Dios, nosotros nada mas somos el instrumento para mostrar el camino a la verdad y cuando Dios te revela su palabra pasa lo que siente tu corazón; cada día que pasas vas sintiendo mas hambre por el Señor y tu espíritu comienza a vivir en nuestro Señor Jesús, tal vez te preguntaras como es vivir en nuestro Señor ........pues...........en oración vivir con el desayunando, vivir con el en el trabajo, vivir con el comiendo , vivir con el compartiendo con tus conocidos como con tu familia, vivir con el en la cena, vivir con el a la hora de descansar y vivir con el en sueños , que Dios este siempre contigo y tome su lugar en el centro de tu hogar iluminando sus vidas con su misericordia en el nombre poderoso de nuestro Señor Jesús
    Enviado el 10-feb-2016 a las 13:51 por NorbertoRojasyCarreto NorbertoRojasyCarreto está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  4. Viejo comentario
    No puedo estar más de acuerdo. Gracias por tus buenos deseos. Son recíprocos. Un abrazo.
    Enviado el 10-feb-2016 a las 14:46 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  5. Viejo comentario
    hola Dios le bendiga!!! :
    Enviado el 19-feb-2016 a las 21:14 por Princesita Princesita está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  6. Viejo comentario
    Hola Princesita. Que Papá te bendiga a ti también. Un abrazo.
    Enviado el 20-feb-2016 a las 15:14 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  7. Viejo comentario
    Cita:
    soy transportado a un lugar de ensueño: Veo una gran pradera verde bañada por el sol, completamente repleta, saturada de vida. …...al atardecer, rodeados por los aromas florales que la tibia brisa transporta, mientras los pájaros alborotan con sus juegos revoloteando sobre las copas de los árboles cercanos y el murmullo de una corriente de agua hace las veces de hilo musical.
    Un paseo interesantísimo, muy sano y muy visual en colorido. El surtido de 'imágenes' complementa al relato y hasta lo hace palpable. Es una forma de narrar interesante, con un vocabulario rico y preciso, que hilvana cada palabra con maestría, de tal modo que el lector va siguiendo el rastro de belleza y lirismo que deja, sin saber a dónde le lleva. Pero lo importante aquí es el camino que se recorre.
    Cita:
    No es un sueño normal. Es el sueño de los que entran en un quirófano, milenios antes de que se utilice la anestesia. El cirujano va a realizar una operación que no se ha hecho antes y que no volverá a hacerse jamás,
    Creo que usted también es un cirujano de la palabra. Escribe con bisturí, al milímetro exacto, manejándolo con indudable habilidad y precisión, -sobre todo- con la profundidad de sus incisiones.
    Cita:
    y lo perdiera todo con tanta facilidad, con la facilidad que se pierde aquéllo por lo que no has luchado y que, por tanto, no valoras.
    Certeras palabras que encierran dicho pensamiento.
    Cita:
    y que hay que hacer las cosas importantes pronto, en tanto que tienes tiempo, porque en esta nueva coyuntura la gente ha adquirido un incómodo defecto: el de morirse.
    Eso es muy significativo. Pregunto: ¿Qué lamentaríamos no haber hecho cuando estamos a punto de morir?
    Cita:
    Después de darle unos cacahuetes, aquí, el nieto de King Kong, me deja tranquilo y puedo seguir.
    Qué facultad tiene para hacer reír! Liberé toxinas, lo cuál es muy bueno para la salud. Texto que garantiza la sonrisa. Por cierto, llevo toda la mañana intentando poder dejarle un mensaje (debo familiarizarme con las herramientas básicas del foro) y mi paciencia, créame, a veces es como los 'dinosaurios', se extinguió hace muuucho...
    Cita:
    Todos tenemos acceso a la verdad, pero no todos estamos en disposición de aceptarla. No todos estamos dispuestos a creer que el origen de todo, no sólo de las especies, tiene un responsable al que no podemos entender, que se nos escapa, al que no podemos encerrar en una fórmula matemática.
    Destaco ese texto como parte de un compendio de enseñanza que debemos tomar siempre en cuenta.
    Cita:
    Puestos a escoger entre teorías disparatadas, me quedo con una que no puedo entender, que se me escapa y que, en ocasiones me parece locura incluso a mí, pero gracias a la cual puedo volar, que me abre los ojos y me permite ver un trocito de la eternidad.
    Suscribo íntegramente esas palabras.
    Cita:
    Si simplemente observando la creación, el mar, los montes y el firmamento no siento siquiera un leve estremecimiento de admiración, es que estoy más ciego que Bartimeo.
    Se nota que el gran Sol de Justicia brilla en su interior. Desde mi óptica de ver las cosas, pensar en lo insondable no cuesta más que un poquito de tiempo, vale la pena hacerlo.
    Cita:
    Es entonces y sólo entonces cuando empiezo a entender que toda la Palabra es tan sólo la historia de una relación rota y de cómo restaurarla.
    ---
    Éste es el sentido que le encuentro: puede que el Señor, aprovechando el desliz de sus criaturas se lo pensara mejor y decidiera que, bien mirado, no quería tener mascotas.
    Como su palabra nos dice, la esencia de Dios es el amor. No puede entenderse a Dios sin comprender que es alguien cuya necesidad (¿he dicho necesidad? Si. Definitivamente: necesidad) de amar es de una magnitud sólo comparable a la de su propio amor, porque ¿qué clase de amor es aquél que no necesita expresarse?
    ¿Qué es el amor, sino entrega?
    Quería tener relación con seres que fueran algo más que unas criaturas que pululaban por el jardín. Quería que fuesen sus hijos. Pero sólo tendría esta relación con aquellos que desearan tenerla, que le creyeran, que reconocieran el valor de cuanto ponía a su disposición. Que no se dejaran engañar por el primero que pasase y lo regalaran todo, quizás a cambio de un plato de guiso rojo.
    Quería que, sobre todas las cosas, le amaran. Y, como está escrito, Él les mostró como debían amar, con el ejemplo supremo de JESÚS.
    ---
    No me preocupa mucho que todo lo dicho pueda no ser del todo exacto.
    Creo que ha dicho una verdad muy convincente. Esto que resalto, a mí me clasifica algunas cosas o mejor dicho, me aporta datos importantes a tener en cuenta.
    Cita:
    no voy a permitir que el primero que pase, ya sea mi orgullo, mi impaciencia o cualquiera de las otras simpáticas cualidades que adornan mi naturaleza carnal se interponga en mi camino y trate de robarme. Quiero ser uno de aquéllos por los que el Hijo murió y que reconocen el valor de esa entrega. No quiero que nada se interponga entre mi corazón y el de mi Padre. Quiero que mi vida haga honor a aquél que pagó tan alto precio por ella, andando como él anduvo. Permitiré que su Espíritu me guíe; de éste modo mi amor se perfeccionará y amaré a los demás de una manera más rica.

    Pero ya nada va a enturbiar esa relación porque sé lo que ha costado y no se me pasará por la cabeza la idea de minusvalorarla. Su plan era demostrarme lo valioso que soy para Él y en esa demostración empeñó lo más valioso que tenía.
    Interesante como ahonda los temas, como no usa la trivialidad en sus escritos, como siempre razona y da en el clavo.
    Enviado el 07-nov-2016 a las 11:52 por Martha23 Martha23 está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  8. Viejo comentario
    Me siento abrumado. En serio. Para mi es más que satisfactorio recibir este tipo de comentarios. Los agradezco de corazón.
    Sinceramente gracias.
    Enviado el 07-nov-2016 a las 17:30 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 19:26.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.