yblancom

 
 

Calificar esta entrada

Ejemplo..

Enviar "Ejemplo.." a del.icio.us Enviar "Ejemplo.." a Digg Enviar "Ejemplo.." a StumbleUpon Enviar "Ejemplo.." a Google Compartir en Facebook
Enviado el 02-mar-2012 a las 12:56 por yblancom

Un capellán, cuentan, se aproximó a un herido en medio del fragor
de la batalla y le preguntó:

- ¿Quieres que te lea la Biblia?

- Primero dame agua que tengo sed, dijo el herido.

El capellán le convidó el último trago de su cantinflora, aunque
sabía que no había más agua en kilómetros a la redonda.

- ¿Ahora?, preguntó de nuevo.

- Primero dame de comer, suplicó el herido.

El capellán le dió el último mendrugo de pan que atesoraba en su mochila.

- Tengo frío, fue el siguiente clamor, y el hombre de Dios se despojó de
su abrigo de campaña pese al frío que calaba y cubrió al
lesionado.

- Ahora sí, le dijo al capellán. Háblame de ese Dios que te hizo darme tu
última agua, tu último mendrugo, y tu único abrigo.

Quiero conocerlo en su bondad.

1 Timoteo 4:12
Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra,
conducta, amor, espíritu, fe y pureza.
.
Efesios 5:15,16
"Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios, sino como sabios,
aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos"

Por eso es tan importante los frutos que damos a nuestro alrededor, no somos creyentes solo por leer la biblia o asistir a una iglesia, realmente debemos dar el ejemplo a los demas que hay un Dios que lo sana, liberta, ama y sobre todo nos ayuda a seguir este peregrinaje tan dificil para muchos. Pero en su mano y junto a él podemos dar ese ejemplo.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 709 Comentarios 0
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 22:17.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2018, Jelsoft Enterprises Ltd.