ramartin62

 
 

Calificar esta entrada

LA LEPRA DEL ORGULLO (2 Reyes 5:1-27)

Enviar "LA LEPRA DEL ORGULLO (2 Reyes 5:1-27)" a del.icio.us Enviar "LA LEPRA DEL ORGULLO (2 Reyes 5:1-27)" a Digg Enviar "LA LEPRA DEL ORGULLO (2 Reyes 5:1-27)" a StumbleUpon Enviar "LA LEPRA DEL ORGULLO (2 Reyes 5:1-27)" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 16-sep-2010 a las 13:50 por ramartin62

La historia bíblica nos habla de un personaje que vivió como todos nosotros, con una experiencia dolorosa, pero intentando cubrirla con distractores. El era un general Sirio. Lo primero que encontramos de él es su ropaje, eso con lo que todos nos cubrimos: Sus ropas eran la posición, un hombre publico y de autoridad sobre otros. El [I]reconocimiento y la fama, pues dice la escritura que era varón grande, reconocido por el mismo rey, tenido en alta estima; sus logros personales, gran conquistador, valeroso en extremo y sus logros religiosos, un instrumento de Dios.

Pero su gran necesidad era sufrir de una enfermedad terrible desde la perspectiva judía: Lepra. Tal vez para los sirios no era tan relevante esa enfermedad, pues él seguía siendo un general activo. Para los judíos esa enfermedad era de rechazo público y declarado impuro. La lepra es una enfermedad que ataca el sistema nervioso central y trae perdida de la capacidad de sentir al tacto, el dolor. La lepra representa la inmundicia del corazón del hombre (proverbios 4:23; Jeremías 17:9) La lepra y el orgullo no dejan sentir, dejan inoperante la sensibilidad del corazón. Se cubre de ropas y esas ropas se les llama en la biblia ropas de inmundicia. El orgullo tiene sus disfraces:

-Falsa humildad: auto justificación
-Egoísta y confía en sí mismo: el rey de siria piensa que enviando unas cartas todo se soluciona. V. 5

Pero ¿cuál es la expectativa de Naamán? (v. 9,11-12)

-La criada dice: “…si rogase…” Habla de una actitud de súplica.
-Naamán: prefiere ir con una orden: permiso anticipado.
-Él prefiere pararse frente a la casa y ser recibido v. 9,11 (yo merezco esto o aquello, así deben ser las cosas)
-Considera y compara el método: Me parece mejor los míos v.12
-Que salga y me imponga las manos y sanaré: La expectativa de muchos hoy, el facilismo, que no tenga que hacer ni pedir; que no me vean (Como la mujer samaritana); que no tenga que dar la cara, mejor es llevar cartas.
-Consideró que la sanidad estaba en el agua v. 12 ¿Confías en el medio o en la mano de Dios?
-No recibo nada gratis v.17 ¿Recibir ayuda?

Conclusión:

Dios permite que siete veces bajemos al agua para que podamos reconocer nuestra verdadera necesidad y su poder, nuestra necesidad de ser sanos de la lepra del orgullo y ver en El, la fuente inagotable de amor y misericordia.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 5784 Comentarios 1
Total de comentarios 1

Comentarios

  1. Viejo comentario
    Hermano, nuestro Señor continue bendiciendo su vida....felicitaciones por su blog !
    Enviado el 26-sep-2010 a las 13:57 por Mariadelsol Mariadelsol está fuera de línea ¡Visita su Blog!
 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 01:06.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.