Acerca de dudas, certezas y reflexiones.

 
 

PARA EXPRESAR IDEAS, SENTIMIENTOS... Y ALGÚN QUE OTRO DESEO.
Calificación: 1 votos, 5.00 promedio.

Un instante de ceguera.

Enviar "Un instante de ceguera." a del.icio.us Enviar "Un instante de ceguera." a Digg Enviar "Un instante de ceguera." a StumbleUpon Enviar "Un instante de ceguera." a Google Compartir en Facebook
Enviado el 13-ago-2016 a las 08:42 por Quim

Tengo la necesidad de ser absolutamente sincero: en estos últimos tiempos he llegado a sentirme un poco raro; he llegado a, sin duda influido por el devenir de los acontecimientos y circunstancias, de los cuales no puedo culpar a nadie más que a mí mismo, sentirme fuera de lugar, ajeno, extranjero, intruso, sobrante.
No te voy a negar que incluso he llegado a plantearme el dejarlo todo y desaparecer sin tan siquiera decir adiós, de tan mal que he llegado a estar. Pero aquí sigo.
Todo en la vida está diseñado para que aprendamos. Todo. Especialmente las cosas negativas porque, ¿qué vamos a aprender cuando todo nos va bien? En ese caso podemos aprender a ser agradecidos, que no es poco, claro, pero no me refiero a eso. El crecimiento trae consigo dolor. Es inevitable.
Cualquier adolescente ha pasado por eso: se acuesta con un dolor indefinido en las articulaciones, con un malestar general, incluso con fiebre. Al día siguiente, esos pantalones que tanto le gustan ya no le van: ha crecido.
Pues en lo espiritual es lo mismo. Situaciones que nos incomodan, que nos molestan, que nos duelen. En todos los ámbitos: trabajo, casa, congregación, familia... Y si las pasamos, aceptándolas y asumiéndolas, vemos que hemos crecido, que ya no encajamos en lo de ayer. El problema se presenta si no las acepto, ni las asumo. Entonces no las paso y no crezco. En ese caso estoy condenado a la nada, a tropezar siempre en lo mismo, a ser un inútil en un constante intentar, un eterno bebé.
Aquí sigo. Cuando lo aceptas, cuando te das cuenta de que tu única salida es seguir hacia adelante, caminar hacia el horizonte a pesar de la niebla, y entiendes que retroceder es morir, es cuando ves el porqué y el para qué de las cosas. Primero creer, asumir y reaccionar. Luego ver. Creer que "todas las cosas me ayudan a bien", asumir esas cosas como algo de lo que puedo enriquecerme, reaccionar agradeciendo la oportunidad que se me brinda para ser un poquito mejor.
Pensaba que no le importaba a nadie, que era un bulto, un algo puesto ahí, sin motivo concreto y, un día, alguien viene y me dice que ve en mí tal cosa. Otro día viene otro alguien diferente y me da las gracias porque dice que le inspiro tal otra. Otro me dice que soy una bendición para él por esto otro... (Gracias. Vuestras palabras también me ayudaron a mí).
Entonces veo algo que antes no veía, cegado por las nubes del pesimismo: estoy en casa y parece ser que tengo cosas que dar. Y parece que hay quien las aprecia. Resulta, después de todo que, sin yo saberlo, hago. Resulta, después de todo que, sin yo apreciarlo, soy.
Nuevas cosas, nuevos retos, requieren nuevas aptitudes. No te cuento esto con la intención de enseñarte. Te cuento lo que estoy aprendiendo yo. Nuevas aptitudes para afrontar eficazmente lo que viene. "Enteramente preparado para toda buena obra", dice. ¡Todavía tengo tanto que aprender!
Por eso sigo aquí: no puedo permitirme el lujo de robar, yéndome, las cosas que no me pertenecen y que me han sido dadas para repartir entre la gente, entre mis hermanos, del mismo modo que no puedo impedir, yéndome, que las cosas que han sido dadas a otros para que me las den a mí me sean entregadas; cosas que necesito, cosas que necesitan. Cosas que necesitamos. Todos tenemos nuestra parte, en eso de la edificación.
¡Pero que ciego he llegado a estar! Afortunadamente soy de la luz y, para todo aquél que es de la luz, la ceguera es transitoria. No es posible que la oscuridad envuelva durante demasiado tiempo al que es de la luz. "Ninguna arma forjada contra mí prosperará", dice. Y se refiere como "arma", principalmente, a todo aquello preparado para intentar que mi mirada se enturbie. Afortunadamente, al final la luz siempre, siempre, se impone. Y gracias a ella podemos ver. ¿Cómo me voy a ir de mi casa? Como si tuviera a donde ir...
Sigo aquí. Y seguiré aquí. Tengo trabajo que hacer y cosas que aprender. Tenemos trabajo que hacer y cosas que aprender. Por nuestro bien.
Publicado en Sin categorizar
Vistas 9403 Comentarios 3
Total de comentarios 3

Comentarios

  1. Viejo comentario
    Cita:
    Entonces veo algo que antes no veía, cegado por las nubes del pesimismo:
    Esta publicación tengo que leerla más detenidamente, especialmente cuando descanse la vista. Avanzo lentamente porque me gusta prestarle mucha atención a todo lo que leo.
    Enviado el 07-nov-2016 a las 15:28 por Martha23 Martha23 está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  2. Viejo comentario
    Cita:
    Entonces veo algo que antes no veía, cegado por las nubes del pesimismo:
    No puedo decir que mi vista esté recuperada pero al menos he tenido energía de sentarme ante el teclado para comentarle.
    Cita:
    Tengo la necesidad de ser absolutamente sincero:
    Es de apreciar y valorar la honestidad; que se hable sin disimulos, tener por norma decir siempre la verdad, sin importar las consecuencias.
    Cita:
    en estos últimos tiempos he llegado a sentirme un poco raro; he llegado a, sin duda influido por el devenir de los acontecimientos y circunstancias, de los cuales no puedo culpar a nadie más que a mí mismo, sentirme fuera de lugar, ajeno, extranjero, intruso, sobrante. No te voy a negar que incluso he llegado a plantearme el dejarlo todo y desaparecer sin tan siquiera decir adiós, de tan mal que he llegado a estar.
    La visión que tengamos de nosotros mismos marcará siempre la manera en que hemos de percibir y procesar las experiencias que nos acontezcan. No se va con rodeos, sino que va directo al grano. Observo que en ningún momento se auto-compadece por su situación, por el contrario, intenta sacar al exterior lo que tiene para decir.
    Cita:
    No te voy a negar que incluso he llegado a plantearme el dejarlo todo y desaparecer sin tan siquiera decir adiós, de tan mal que he llegado a estar. Pero aquí sigo.
    Cuando una vez pensamos y decidimos huir, buscar una vía de escape en lugar de afrontar los problemas, la vida da un vuelco radical. Sin lugar a dudas los quebrantos de la mente son los peores que podemos llegar a padecer aunque exteriormente no lo parezcan. Puedo asegurarle que son devastadores cuando no se los toma en serio.
    Cita:
    Todo en la vida está diseñado para que aprendamos. Todo. Especialmente las cosas negativas.
    El crecimiento trae consigo dolor. Es inevitable.
    ¡Cuanto nos cuesta a veces ver las adversidades con ese positivismo y no dejarnos arrastrar por el decaimiento! Si bien cada uno reacciona distinto, con frecuencia nos olvidamos que no es fácil y menos cuando has de vivir situaciones y experiencias que escapan a lo que una persona pueda manejar y que te marcarán indeleblemente para siempre.
    Cita:
    Todo en la vida está diseñado para que aprendamos. Todo. Especialmente las cosas negativas porque, ¿qué vamos a aprender cuando todo nos va bien? En ese caso podemos aprender a ser agradecidos, que no es poco, claro, pero no me refiero a eso. El crecimiento trae consigo dolor. Es inevitable.
    Que difícil es recordar agradecer cuando algo nos golpea, o cuando sentimos que las cosas marchan mal, o pasamos por una tormenta, adversidad. Pero indudablemente, todo ello nos va fortaleciendo, y siempre trae alguna enseñanza.
    Cita:
    Aquí sigo. Cuando lo aceptas, cuando te das cuenta de que tu única salida es seguir hacia adelante, caminar hacia el horizonte a pesar de la niebla, y entiendes que retroceder es morir, es cuando ves el porqué y el para qué de las cosas.
    Agrada ver como con soltura y con destreza levanta vuelo, como camina cualquier avenida con pasos calibrados, sin temores, porque eso contagia, y da apetencia para seguir la ruta, esa de no ser conformista, esa de alcanzar un objetivo, una meta.
    Cita:
    Pensaba que no le importaba a nadie,
    Hay que controlar lo que pensamos. Desgraciadamente, esta es la historia de muchas personas, que deben combatir las sensaciones de inutilidad, pues llegan hasta un punto de desesperanza y cometen una tragedia que ponen final a sus vidas. Hay que tener siempre en cuenta que nuestra valía no depende del visto bueno o la aceptación de los demás.
    Cita:
    Pensaba que no le importaba a nadie, que era un bulto, un algo puesto ahí, sin motivo concreto y, un día, alguien viene y me dice que ve en mí tal cosa. Otro día viene otro alguien diferente y me da las gracias porque dice que le inspiro tal otra.
    Son vivencias que podríamos reconocer en cualquiera de nuestros amigos, familiares, vecinos, conocidos y nosotros. mismos.
    Cita:
    Entonces veo algo que antes no veía, cegado por las nubes del pesimismo:
    Nos va ofreciendo su visión de los acontecimientos y sentires, de forma que podemos verlos desde distinto ángulo. El pensamiento es tan fuerte que controla a las emociones, es capaz de cambiar nuestros estados de ánimo. Por eso es imperativo cuidar bien lo que pensamos porque formará la realidad que vemos. “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” Proverbios 23:7.
    Cita:
    estoy en casa y parece ser que tengo cosas que dar.
    El servicio a Dios inicia en casa.
    Cita:
    Resulta, después de todo que, sin yo saberlo, hago. Resulta, después de todo que, sin yo apreciarlo, soy.
    Nuevas cosas, nuevos retos, requieren nuevas aptitudes. No te cuento esto con la intención de enseñarte. Te cuento lo que estoy aprendiendo yo. Nuevas aptitudes para afrontar eficazmente lo que viene. ¡Todavía tengo tanto que aprender! Todos tenemos nuestra parte, en eso de la edificación.
    Esas letras arrojan toda esa luz que su admirable visión nos deja, para el gozo de la sensibilidad, aprendizaje y ante todo, de la inteligencia. Tomaré nota de tan sabia enseñanza.
    Cita:
    Entonces veo algo que antes no veía, cegado por las nubes del pesimismo:
    La atmósfera de esa frase gris se ilumina en sus esperanzadoras "imágenes mentales" despertando las percepciones sensoriales.
    Cita:
    ¡Pero que ciego he llegado a estar! Afortunadamente soy de la luz y, para todo aquél que es de la luz, la ceguera es transitoria. No es posible que la oscuridad envuelva durante demasiado tiempo al que es de la luz.
    En ese texto se lucieron la convicción, valentía, fortaleza y el cambio interior para despejar tinieblas!
    Cita:
    Sigo aquí. Y seguiré aquí. Tengo trabajo que hacer y cosas que aprender. Tenemos trabajo que hacer y cosas que aprender. Por nuestro bien.
    Manos a la obra para conseguir todos esos objetivos. Seguro estará ahora más optimista, perseverante, determinado para aprovechar todas las oportunidades. Llega un momento en que se despierta del aletargamiento, y se pasa a la acción.
    Enviado el 08-nov-2016 a las 14:13 por Martha23 Martha23 está fuera de línea ¡Visita su Blog!
  3. Viejo comentario
    Martha, no sé si escribo bien, tengo mis dudas. Tampoco tengo la absoluta certeza de expresar fielmente aquello que deseo expresar. Pero, en caso de que fuera así, sus comentarios son tan buenos o mejores que el escrito que comentan. Disecciona usted el texto con maestría. Felicidades.
    Enviado el 08-nov-2016 a las 15:25 por Quim Quim está fuera de línea ¡Visita su Blog!
 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 22:13.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.