Saltando el Cerco

 
 

[FONT="Lucida Sans Unicode"][SIZE="6"][CENTER][COLOR="Yellow"](para ver mejor qué sucede adentro)[/COLOR][/CENTER][/SIZE][/FONT]
Calificar esta entrada

Mateo 13:31-35

Enviar "Mateo 13:31-35" a del.icio.us Enviar "Mateo 13:31-35" a Digg Enviar "Mateo 13:31-35" a StumbleUpon Enviar "Mateo 13:31-35" a Google Compartir en Facebook
Enviado el 16-ene-2011 a las 16:26 por SergioFe

[FONT="Verdana"][SIZE="3"][COLOR="Blue"][I][B]Mateo 13:31-35[/B]
31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;
32 el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.
33 Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.
34 Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba;
35 para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo:
Abriré en parábolas mi boca;
Declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo[/I][/COLOR][/SIZE][/FONT].

[FONT="Georgia"][SIZE="3"][COLOR="DarkRed"][B]"vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas"[/B]

Jesús compara al Reino de Dios con cosas que crecen de manera sorprendente, extraordinaria, misteriosa e inevitable.

Primero, una semillita insignificante, que una vez completado el proceso, se convierte en refugio para las aves. El hombre la tomó y la sembró en su campo. Así como nosotros tomamos las palabras de Dios y las guardamos con fe en nuestro corazón.

También un poco de levadura, una cantidad pequeña de algo relativamente desagradable y poco valioso por sí mismo, que actúa sobre toda una masa sin gracia, para producir un pan perfecto, sabroso, apetitoso y deseable. La mujer la "escondió" en una buena cantidad de harina. Así es como por un tiempo parece imperceptible, parece sin resultados lo que Dios ha empezado a hacer, pero el proceso ha comenzado, y nada lo detendrá.

Estas comparaciones nos enseñan el poder incontenible de la obra de Dios. La fuerza vital de su Palabra, que ha entrado en nuestras vidas. El cumplimiento del propósito de Dios, pese a todas las expectativas adversas y las objeciones. La voluntad de Dios a la que nada detiene. Aunque lo que vemos todavía sea diferente, aunque los demas opinen lo contrario.

Sólo la fe alcanza a entender esto:

[I][COLOR="Blue"]Filipenses 1:6
estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo[/COLOR][/I]

Cuando en nuestro corazón se recibe el germen puro y vivo de la palabra de Dios, y es recibido con fe y espíritu dispuesto, tarde o temprano llenará nuestra vida, y hará lo que Dios se había propuesto en nosotros. Mantengamos la fe sin fluctuar, y sigamos confiando, seremos aquello para lo que Dios nos ha creado, y llamado a ser. Eso mismo que está grabado en nuestros deseos más profundos, en nuestros sueño, en nuestros anhelos más nobles y puros, en el Espíritu que Dios hizo morar en nosotros.

Así es como el hijo / la hija de Dios llega a ser como ese árbol, fuerte y seguro, al que acuden las aves del cielo, otras personas que encuentran abrigo, amparo y protección.

Señor, hazme fuerte en tu Palabra, que se desarrolle tu propósito en mi vida, sé que aunque me siento débil y poca cosa, puedo ser de bendición, dando palabra de vida a otros.
[/COLOR][/SIZE][/FONT]
Publicado en Sin categorizar
Vistas 2400 Comentarios 0
Total de comentarios 0

Comentarios

 

Todas las horas están en -3 GMT. La hora actual es 23:51.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.